¡Ally Micuy… a comer rico!


“Mis niños están sanos, ya no se enferman, su peso y talla están bien. En el centro del salud me han felicitado, me han dicho: tus niños antes tenían desnutrición crónica, ahora están bien”, cuenta Herlinda Cabanillas, una de las beneficiarias de Ally Micuy, el proyecto de salud y nutrición impulsado por minera Antamina.

Ally Micuy o buena comida, según su significado en castellano, hasta el momento lleva atendiendo a más de 32,365 madres; 8,756 gestantes; y 36,414 niños menores de tres años en 797 comunidades de 129 distritos, de 20 provincias de la Región Ancash y 10 localidades del distrito de Llata, en la provincia de Huamalíes, en la Región Huánuco.

“Los niños tenían bastante desnutrición crónica. Entonces, todos los días hemos hecho seguimiento a las madres, viendo que le den huevo a sus niños, y se han visto los resultados del consumo”, refiere Paulina Tolentino, una de las capacitadoras del programa.

Desde el 2007, que empezó a desarrollarse, los logros se han ido incrementando. De acuerdo a las cifras de los primeros dos años, la desnutrición en los niños disminuyó de 35.45% a 28.53%; se incrementó la lactancia materna de 75.58% a 86.96%; redujo el problema de la diarrea de 24.30% a 16.69%; aumentó la asistencia de las gestantes a un centro de salud para dar a luz de 58.50% a 82.58%; y amplió la cobertura de vacunación de 76.31% a 96.06%.

Ally Micuy cuenta con las siguientes líneas de acción:


Familias con mejores prácticas en alimentación, cuidado y atención de salud: a través de diversas actividades (capacitaciones, talleres, visitas, etc.) se promueven buenas prácticas en salud y nutrición a nivel familiar.

Promoción de viviendas saludables: el proyecto apoya a las familias para que transformen sus casas en espacios saludables, con énfasis en la construcción de cocinas con chimenea, para que el humo no se quede en el hogar.

Promoción de comunidades y municipios saludables: esta línea de acción tiene por objetivo promover la sostenibilidad del programa al involucrar la participación del gobierno local.

Promoción y generación de ingresos a nivel familiar: el proyecto promueve el cultivo de hortalizas y la crianza de cuyes para mejorar el acceso a alimentos que brinden una alimentación balanceada.

Alfabetización e identidad: el proyecto también capacita a madres de familia para que aprendan a leer, escribir y hacer cálculos matemáticos.

Ally Micuy, de la mano de ADRA Perú y Cáritas del Perú, ejecutoras del programa, gracias a su alcance y resultados, ha llevado a minera Antamina a recibir el premio “Responsabilidad Social Empresarial” en la feria minera EXPOMINA 2010.

¿Quieres saber más de Ally Micuy? Mira este video:

Déjanos tu comentario haciendo clic aquí.


« »
Puedes dejar una respuesta, o seguir desdes tu sitio web.

Deje un comentario